jueves, 26 de abril de 2018

Después de las hortalizas, la leche

«Entraba de nuevo en funciones para desarrollar una segunda industria: después de las hortalizas, la leche. Y tirando del ronzal de una vaca rubia, que llevaba pegado al rabo como amoroso satélite un ternerillo juguetón, volvía a la ciudad con la varita bajo el brazo y la medida de estaño para servir a los clientes. 

La Rocha, que así apodaban a la vaca por sus rubios pelos, mugía dulcemente, estremeciéndose bajo una gualdrapa de arpillera, herida por el fresco de la mañana, volviendo sus ojos húmedos hacia la barraca, que se quedaba atrás, con su establo negro, de ambiente pesado, en cuya paja olorosa pensaba con voluptuosidad del sueño no satisfecho. 

Pepeta la arreaba con su vara. Se hacía tarde, e iban a quejarse los parroquianos. Y la vaca Y el ternerillo trotaban por el centro del camino de Alboraya, hondo, fangoso, surcado de profundas carrileras».

La barraca

Vicente Blasco Ibañez


Entrando en la plaza de la Reina desde la calle san Vicente

?

miércoles, 25 de abril de 2018

Ya estaba en el mercado de Valencia sentada en sus cestos

«Los que compraban las hortalizas al por mayor para revenderlas conocían bien a esta mujercita que, antes del amanecer, ya estaba en el mercado de Valencia sentada en sus cestos, tiritando bajo el delgado y raído mantón. Miraba con envidia, de lo que no se daba cuenta, a los que podían beber una taza de café para combatir el fresco matinal. Y con una paciencia de bestia sumisa esperaba que le diesen por las verduras el dinero que se había fijado en sus complicados cálculos para mantener a Toni y llevar la casa adelante. 

Después de esta venta corría otra vez hacia su barraca, deseando salvar cuanto antes una hora de camino».

La barraca

Vicente Blasco Ibañez


Plaza del Mercado. 1920

?

martes, 24 de abril de 2018

Al amanecer ya estaba de vuelta del mercado

«Al amanecer ya estaba de vuelta del mercado. Levantábase a las tres, cargaba con los cestones de verduras cogidas por Toni al cerrar la noche anterior entre reniegos y votos contra una pícara vida en la que tanto hay que trabajar, y a tientas por los senderos, guiándose en la oscuridad como buena hija de la huerta, marchaba a Valencia, mientras su marido, aquel buen mozo que tan caro le costaba, seguía roncando dentro del caliente estudi, bien arrebujado en las mantas del camón matrimonial».

La barraca

Vicente Blasco Ibañez


Plaza del Mercado. 1920

http://valenciadesaparecida.blogspot.com.es/2016/11/

lunes, 23 de abril de 2018

Y empezamos a escribir febrilmente

«Es—dice el autor de Safo —como un flujo de calor vital que nos sube al cerebro; nos sentimos dominados, invadidos por el asunto, y empezamos a escribir febrilmente. Nada nos detiene entonces: el tintero queda vacío, el lápiz se rompe; no importa; seguimos adelante. Nos irritamos contra la noche que llega y nos cegamos en la penumbra del crepúsculo esperando la lámpara que no traen. Le disputamos el tiempo a la comida y al sueño. Si es necesario marcharse, ir al campo, emprender un viaje, no podemos resolvernos a dejar el trabajo y continuamos escribiendo de pie, sobre una maleta...»

Mis contemporáneos

Eduardo Zamacois


Blasco Ibáñez en su estudio de La Malvarrosa

http://casamuseoblascoibanez.com/

domingo, 22 de abril de 2018

Conocido en todo el contorno por Pimentón

«En la barraca de Toni, conocido en todo el contorno por Pimentón, acababa de entrar su mujer, Pepeta, una animosa criatura, de carne blancuzca y fláccida, en plena juventud, minada por la anemia, y que era, sin embargo, la hembra más trabajadora de toda la huerta. 

Al amanecer ya estaba de vuelta del mercado. Levantábase a las tres, cargaba con los cestones de verduras cogidas por Toni al cerrar la noche anterior entre reniegos y votos contra una pícara vida en la que tanto hay que trabajar, y a tientas por los senderos, guiándose en la oscuridad como buena hija de la huerta, marchaba a Valencia, mientras su marido, aquel buen mozo que tan caro le costaba, seguía roncando dentro del caliente estudi, bien arrebujado en las mantas del camón matrimonial».

La barraca

Vicente Blasco Ibañez


Luis Suárez, "Pimentón"

Fotograma de la serie de RTVE "La barraca". 1979


sábado, 21 de abril de 2018

Resignaos: siempre ha habido un rebaño explotado para bien y tranquilidad de los de arriba

Carne de pobre

«... Y cuando el hijo es ya un hombre que contribuye con su jornal al mantenimiento de la que tanto se sacrificó por él, cuando en el mismo hogar comienza a acariciarse la esperanza de una mayor comodidad, se presenta el Estado con sus absurdos privilegios de clase para decirle a la madre:

—¿Tienes mil quinientas pesetas? ¿No? Pues dame a tu hijo. Sois pobres y esto basta. Lleváis sobre vuestra frente ese sello de maldición social que os hace eternos esclavos del dolor. En la paz, debéis sufrir resignados y agotar vuestro cuerpo poco a poco para que una minoría viva tranquila y placenteramente sin hacer nada;en la guerra, debéis morir para que los demás, que por el dinero están libres de tal peligro, puedan ser belicosos desde su casa. Resignaos: siempre ha habido un rebaño explotado para bien y tranquilidad de los de arriba».

Vicente Blasco Ibáñez 

El Pueblo. 18 de agosto de 1896







"La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898)" 

Enrique de Miguel Fernández , Rafael Izquierdo Canosa y
Francisco Javier Navarro Chueca


Regimiento nº 20 "Guadalajara", con cuartel en Valencia, que tanto tuvo que ver en la guerra de Cuba a finales del s. XIX (Estuvo también ubicado en Paterna, después paso a titularse "Daoiz y Velarde")

Fotografía de 1920

Archivo de Rafael Solaz


Fotografía del tres de octubre de 1898 en la que vemos en el puerto de Valencia algunos de los repatriados de la guerra de Cuba del grupo de Infantería

"La provincia de Valencia en la guerra de Cuba (1895-1898)" 

Enrique de Miguel Fernández , Rafael Izquierdo Canosa y
Francisco Javier Navarro Chueca


Falla Plaza de la Pelota. 1898

La falla criticaba la guerra de Cuba

http://enateneo.blogspot.com.es/2013/03/


Revista Valenciana de Estudios Históricos Vol.1 No 1 (2014)


Soldados repatriados tras el desastre de Cuba llegando al puerto de Valencia. 1898

"Tiempos Modernos: Estampas de la Valencia de 1900" Francisco Pérez Puche

Subida por Ximo Paloma‎ a VAHG


Repatriados de la guerra de Cuba en el Puerto de Valencia. 1898

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1694486&page=292

viernes, 20 de abril de 2018

El borboteo de las acequias

«Apagábanse lentamente los rumores que habían poblado la noche: el borboteo de las acequias, el murmullo de los cañaverales, los ladridos de los mastines vigilantes».

La barraca

Vicente Blasco Ibañez


Niño refrescándose en una acequia

Casa Manero

Todocolección